Make your own free website on Tripod.com

"¡Viva la discrepancia!"

Dr. Francisco Barnés de Castro:

Desde que falleció mi esposo, Javier Barros Sierra, yo me he mantenido siempre al margen de todo lo relativo a los problemas de la Universidad, pero éste conflicto ha llegado a tal punto que no puedo más que preguntarme qué pasó.

Todavía recuerdo con emoción cómo hace algunos meses acudí al homenaje que en memoria de mi marido se organizó en la UNAM. En esa ocasión, usted me comentó que quería seguir el ejemplo de Javier Barros Sierra, y hasta donde puedo ver, está haciendo exactamente todo lo que él no haría.

Su norma fue siempre la de escuchar de frente a los universitarios y razonar con ellos; una de sus frases preferidas era "Viva la discrepancia".

Simplemente no alcanzo a comprender qué busca lograr manejando el conflicto como hasta ahora, porqué permitió que creciera hasta este grado, convirtiéndose en un río revuelto en donde diferentes grupos tratan de sacar beneficios personales que no tienen nada que ver con el crecimiento de la Universidad.

Yo creo que si reflexiona usted y cambia su actitud, aún tiene la posibilidad de ser recordado como un rector capaz de admitir sus errores y remediarlos.

Me parece que el desplegado Carta a la Nación en Defensa de la UNAM expresa parte de mis sentimientos y es un llamado de paz para que la UNAM salga fortalecida de este conflicto. Por ello, de forma pública, me adhiero a él.

María Cristina Valero de Barros Sierra. Junio de 1999


Por mi raza hablará el espíritu.




Sin Censura Sitio administrado por: El Monje.
Junio de 1999
Correo electrónico: monje@techemail.com

Anarquía Sin Censura